miércoles, 11 de febrero de 2009

El niño con el pijama de rayas.

El lunes pasado cumplí 33 años. Hice una cena ligerita en casa y una tarta de chocolate , que suele tener bastante éxito y vinieron a cenar a casa mis padres, mi hermana Saray y su novio Vicente.
Vicente me trajo un regalo que , ya de entrada y sin abrirlo, me hizo mucha ilusión: un libro. Cuando abrí el libro- regalo me hizo doble ilusión porque era un título del que había oído hablar y no me había decido a comprarlo por su "ligereza". Me explico: a mi me gustan los libros gordos, gordos...Sé que no es un criterio muy acertado a la hora de escoger un libro pero es uno de mis criterios básicos.

Pues el libro en cuestión es "El niño con el pijama de rayas" de Jonh Boyne y de sólo 216 páginas en la editorial Salamandra.


Parece mentira que en esas páginas quepa tanta inocencia y tanta crueldad, tantas emociones y tanto dolor...me enganchó tanto que me lo leí en un día. Lo único malo es que me provoco unas cuantas lágrimas su final, que para colmo pude presentir enseguida y que me hizo sufrir bastante durante su lectura.
No he visto la película y no se si me atreveré a verla, pero el libro me ha gustado mucho y me atrevo a recomendarlo, aunque después de no se cuantas mil ediciones seguro que he sido la última en leerlo.
Vicente: gracias por tu regalo! Es mucho más que 216 hojas escritas y encuadernadas. Ah! Y esta vez mi criterio del peso del libro no ha funcionado!

4 comentarios:

Mayte dijo...

Yo también lo leí, me costó un bufit, me enganchó desde el principio; me pareció una delicia.
La ternura del niño, su inocencia,...
Y bueno, como podrás imaginar tb lloré.

Pd. La peli un asco...a mi me la pasaron y buajjjjjj, dedicale esa hora y media a Antonio , lo disfrutarás más ;)

Nayara dijo...

Yo lo quiero leer..
Pero ahora estoy con la Saga del Crepúsculo....
Cuando terminé lo leo mis amigas no dejan de recomendarmelo.
Besos:
Nayara

Lorena dijo...

Anda, ¡felicidades!, y yo el lunes en tú casa y no me dijiste ni pruna...mu mal ¿eh?.
La mesa muy chuli, es perfecta y está restaurada. Gracias.
Y por último, si, lo leí y fue una mezcla de sentimientos indescriptible. Besotes.

Marisol dijo...

Lorena...mi cumple no fué ese lunes que estuvistes en casa...fue la semana antes!
Me alegro de que puedas aprovechar la mesa ya que me daba penita en haberla roto, espero que la adopcion sea satisfactoria y no se porte mal..jejejej.

Seguidores